Lush snow fairy

Por fin vacaciones! Hoy les traigo un review del Snow Fairy que me tincó después de ver el mundo de internet revolucionado con la aparición de este producto para navidad, lo pedí junto con el bubblegum lip scrub para saber qué era lo que me estaba perdiendo.

Snow Fairy

Snow Fairy es un gel de ducha de edición limitada (creo que sale a mediados de noviembre) de Lush y su principal característica es su aroma a chicle. Es posible encontrarlo en tres tamaños 100, 250 y 500 gramos, yo tengo el de 250 g. ¡AH! y es un producto Vegano. El gel es rosado, tiene brillitos y el envase es hermoso, ya por eso se ganó mi amor más que por el aroma, eso sí los brillos nunca los he visto en mi piel luego de usarlo, como que se quedan en el envase, un misterio. Pero si el olor queda impregnado en la piel durante un ratito, igual es bacán porque es sutil, no tan fuerte como se siente al aplicarlo. Un punto a favor del Snow Fairy es que se necesita poco producto para hacer espuma, algo así como con una "monedas de $100" o un poquito más cunde para todo el cuerpo.

En conclusión es un producto que amas u odias, su fama se basa principalmente en el olor que tiene. No lo volvería a comprar (ni pedir al viejito pascuero ahahah) porque el aroma no me parece tan rico (hay personas que lo aman, cosas de gusto) y como que a veces me llega a molestar un poco, además que no soy muy de usar gel de ducha y me cuesta harto ocuparlo, de hecho hasta se me olvida que lo tengo y por eso está tan llena la botella.

Resumen
Resultado: 3/5
Calidad: 5/5
Precio: ?/5
Packaging: 3/5

Publicar un comentario

¡Gracias por visitar mi blog!
Leo todos los comentarios :) para ver la respuesta les recomiendo hacer click en 'a v i s a r m e'

Usamos cookies propias y de terceros para ayudarte en tu navegación. Si continuas navegando consideramos que aceptas el uso de cookies. OK Más información Y más